¿Quieres saber más sobre nuestras clases de pilates en Calahorra? ¡Llámanos ya al 941132784!

PILATES CALAHORRA

¡PRUEBA UNA CLASE GRATIS!

Publicado el 30 de abril de 2021 a las 19:49

El entrenamiento de pilates postparto

Cómo puede ayudarte el pilates tras el embarazo

Luego de tener un bebé la mayoría de las madres quieren recuperar su figura, dados los cambios naturales importantes que se experimentan tanto desde el punto de vista fisiológico como hormonal que se presentan durante los nueve meses de embarazo. Perder peso y tener mejores condiciones, se logra con buena alimentación y ejercicios adecuados postparto.

Pero, antes de iniciar una rutina de entrenamiento postparto, debe tomarse en cuenta el tipo de parto, su recuperación y el nivel de actividad física que puede asumirse. Las sesiones de 50 minutos tres veces a la semana es un buen ejercicio.

Pero, en algunos casos las embarazadas y parturientas tienen contraindicada la práctica de rutinas de entrenamiento. Sin embargo, las madres que hayan practicado ejercicios abdominales durante el embarazo se recuperan más rápido.

En ese sentido, los pilates postparto son adecuados para fortalecer el suelo pélvico de quien recién haya tenido bebé, otros ejercicios como yoga, entrenamiento funcional y natación son ideales en esa etapa, cuando se ha dado a luz por vía vaginal y no le han colocado puntos, ya que pueden practicarse a pocos días de parir.

Es recomendable consultar al ginecólogo para conocer sí puede practicar ejercicios o debe esperarse, según su valoración de cómo se encuentra su suelo pélvico, ya que su periné y músculos han sufrido distensiones a valorar antes de iniciar una rutina deportiva.

Los expertos en fisioterapia evalúan el estado de salud de la recién dada a luz, para conocer cuáles son los ejercicios que pueden hacer. Pero, cuando a una mujer le han dado puntos por desgarro perineal o la realización de una episiotomía, el inicio del ejercicio debe esperar unas semanas, con el fin de que las heridas cicatricen y se caigan los puntos.

Los especialistas evalúan la profundidad de la cicatriz y el estado del suelo pélvico en cuanto a su fuerza muscular, la distensión de las paredes vaginales y la contracción de los músculos de la zona. Una madre que haya tenido una cesárea debe esperar al menos un mes para recuperarse bien y hacer pilates de manera adecuada cuando se cierren las cicatrices externas e internas.

Ejercicios postparto recomendados

Caminar durante una hora para evitar el estreñimiento y quemar hasta 300 calorías, aumenta el metabolismo y mejora la eficacia de los pilates. Las series con cojín entre las rodillas, boca arriba, piernas flexionadas y brazos hacia atrás y tomar aire mientras se aprieta y se elevan las caderas y columna, mantener el aire y bajar vertebra a vertebra. Es ideal y puede hacerse unas diez veces.

La rutina de plancha lateral colocándose de lado con las piernas flexionadas y apoyándose en el antebrazo para agarrar aire y soltarlo para activar los abdominales y elevar el tronco, subiendo las caderas para activar la faja abdominal. Después, se inspira para bajar hasta el suelo. Pueden hacerse quince elevaciones por cada lado.

Plancha frontal con pelota de pilates, estirando las piernas rectas, los brazos estirados y las palmas por debajo de los hombros con el cuerpo alineado, es una rutina que permite apretar los músculos del abdomen.