¿Quieres saber más sobre nuestras clases de pilates en Calahorra? ¡Llámanos ya al 941132784!

PILATES CALAHORRA

Publicado el 25 de septiembre de 2020 a las 11:26

Beneficios del pilates en embarazadas

¿Es bueno el pilates durante el embarazo?

Si estás embarazada es necesario que sepas si puedes practicar pilates con máquinas, Pilates solo con tu cuerpo, yoga o cualquier otro ejercicio, pues tu organismo es diferente cuando estás gestando.

Dependerá también del tiempo que tengas de embarazo, pues no es lo mismo el primer trimestre que el tercero, cuando el bebé está mucho más grande y formado casi por completo. Claro que hacer ejercicio durante el embarazo es importantísimo para tu salud y la de tu bebé, pues te sentirás más fuerte y mejor, y eso se transmite al feto. Veamos qué beneficios trae hacer Pilates en el embarazo, en qué trimestres hacerlo y cuáles ejercicios.

¿Qué es el pilates?

El pilates fue creado por el alemán Joseph Hubertus Pilates a comienzos del siglo pasado y se trata de un método de entrenamiento físico-mental. Se basó en su amplio conocimiento de otras disciplinas como el yoga, la gimnasia y la traumatología, y lo combinó con técnicas de control mental, como la respiración y la relajación. El método está dirigido a fortalecer y desarrollar los músculos internos, promover el equilibrio corporal y favorecer la firmeza y estabilidad de la columna vertebral. También ayuda a prevenir y curar los dolores de espalda, y se suele utilizar en los procesos de rehabilitación de personas.

Es recomendado para todo el mundo y para cualquier edad. En las embarazadas, veremos cómo funciona.

Pilates con máquinas para embarazadas

Ante todo, puedes empezar a practicar pilates (o seguir haciendo) a las 12 semanas de gestación, es decir, después del primer trimestre (que se considera el más delicado). Te servirá para fortalecer la musculatura profunda de la pelvis y para corregir la postura, de modo que puedas evitar los dolores de espalda asociados al embarazo. Nuestra recomendación, si haces pilates con máquinas, es que acudas primero a tu ginecólogo y luego a un centro especializado para embarazo, en lugar del gym habitual.

Hay diferencias, ya que en el primero te atenderán profesionales que diseñarán ejercicios específicos para el embarazo, sobre todo para fortalecer tu suelo pélvico (los ejercicios abdominales, por tanto, estarán fuera de la rutina).

En el caso de que hagas Pilates con la Cadillac-reformer, la máquina te ayudará a que no realices un esfuerzo excesivo, adecuando la intensidad para que no haya ningún riesgo para el bebé. Es indispensable que tengas un entrenamiento personalizado, para que el profesional te indique cómo puedes controlar los ejercicios, la respiración, la postura y el refuerzo abdominal y pélvico.

Además, con la Cadillac-reformer podrás obtener los siguientes beneficios:

  • Fortalecer los músculos del suelo pélvico.
  • Fortalecer, flexibilizar y alargar los músculos de la espalda.
  • Mejorar tu capacidad de movimiento torácico, y en consecuencia, tu respiración. Así tendrás mejores niveles de oxigenación de la sangre al momento del parto.
  • Descansar mejor, pues las sesiones de Pilates te relajarán y podrás manejar adecuadamente los niveles de ansiedad.

El pilates, además, te ayudará en la reeducación postural y a mantener el tono muscular de la pelvis después del parto. Si lo practicas desde el segundo trimestre, la recuperación será muchísimo más rápida.Los ejercicios más recomendados son los de cuatro patas, pues fortalecerán tu espalda a nivel lumbar y liberarán el peso, para que puedas llevar un embarazo tranquilo y sano.